TRES...


 
El físico reconoce que la materia se manifiesta en 3 estados: el sólido, el líquido y el gaseoso. El biólogo coincidirá con la existencia del mundo mineral, vegetal y animal, así como el místico asentirá ante la afirmación de que el hombre está hecho de cuerpo, alma y espíritu.

La misma manifestación trina la encontramos en distintas religiones, como la compuesta como Padre, Hijo y Espíritu Santo en el cristianismo o la de Brama, Shiva y Vishnú en la tradición hindú.

El plano físico, al que pertenece el cuerpo, está compuesto de 3 reinos: mineral, vegetal y animal. Estos reinos estrechamente entrelazados, plasman el cuerpo físico humano y señalan cómo la misma morfología corpórea tiene que presentarse dividida en 3 partes. El cuerpo humano se puede dividir, a su vez en 3 partes: la cabeza, el tronco y la parte inferior. En alquimia, los 3 elementos correspondientes son: la sal para la cabeza, el mercurio para el tronco y el azufre para la parte inferior.

En la cabeza reside la parte más elevada del alma, el mundo espiritual: el elemento fuego, el astro solar y por lo tanto es de signo positivo, que corresponde a lo masculino.

El tronco, entendido como parte que abarca desde el cuello hasta el diafragma, es el lugar donde reside el alma racional. Los antiguos creían que en el corazón estaba la sede del pensamiento. El elemento del tronco es el aire, su signo es el positivo y el negativo juntos: el polo neutro.

La parte inferior del cuerpo, entendida desde el diafragma hasta los pies representa la parte más material, correspondiente a la tierra, su signo es negativo, lo femenino y su astro la luna.

El ombligo se considera a menudo el centro del hombre y representa el rayo originario del espacio mandálico. En la correspondencia microcosmos-macrocosmos, el pensamiento mágico encontraba en la forma y dimensión del cuerpo humano, la configuración del mundo; el hombre se transformaba así en una figura generadora del círculo.

¿CÓMO QUE "TODO ES MENTE"?

Previo al 11:11:11 quisiera dejar bien en claro lo que acabo de publicar en el post anterior TODO ES MENTE. Es la 1a LEY UNIVERSAL y hasta cierto punto la menos entendida. La mayor parte del tiempo, quienes nos dedicamos a esto, la explicamos desde el punto de vista "victima", es decir, que todo lo que nos pasa es porque así lo generamos en nuestra mente. Si bien lo anterior es totalmente cierto, pocas veces he visto el otro enfoque, es decir, el punto de vista "victimario" o sea, cuando nuestro prójimo cae "victima" de nuestros juicios.

Acabo de leer un artículo de una persona bastante reconocida a nivel mundial en metafísica, y lo primero que leo es que se trata de un artículo relacionado con el 11:11, por lo que cuando me comienzo a leer, no le encuentro la relación entre el título y el tema. De esta manera comienza mi mente a emitir juicios y aseguro (sin conocer el trasfondo de todo) que decidió titularlo así para atraer más gente,  que comenzó escribiendo sobre el 11:11 porque así lo quería, pero que después se desvió, me pregunto si conocerá realmente del tema… en fin, un largo etcétera de pensamientos se cruzaron en una fracción de segundo en mi mente…

Y entonces lo comprendí! Toda esa ráfaga de pensamientos, emociones, contradicciones y juicios injustificados, se generaron solo en mi mente, en la de nadie más. Si yo comienzo a criticarlo solo estaré criticando realmente lo que yo creo que pensó, o sea una idea mía. Si yo escribo una nota sobre esto y la publico, estaré sembrando esta creencia, este pensamiento en otras tantas personas y no por eso será verdad.

De aquí se vino una lluvia de ideas-pensamientos y por eso me atreví a escribir este pequeño artículo. Porque aunque lo comparta con ustedes, no quiere decir que sea la verdad absoluta, pues en realidad solo es verdad en mi mente, si otras personas leen esto y coinciden las ideas-pensamientos, tampoco quiere decir que sea verdad, simplemente es un acuerdo entre dos o más formas de pensar, entre dos o más mentes.

Analicemos cada situación que se nos presenta a lo largo del día y nos daremos cuenta de que es prácticamente imposible vivir sin emitir juicios, pero estos juicios solo existen dentro de nosotros. Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con las personas que nos rodean diariamente, pero si comprendemos a fondo el concepto de TODO ES MENTE, podemos llegar a estar en desacuerdo SIN crear un problema, o una discusión.

Creo que aquí cuadra bastante bien la frase de Benito Juárez: “EN LOS INDIVIDUOS COMO EN LAS NACIONES, EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ” pues al ser conscientes de que los pensamientos son verdad en la mente que los generó, no tendríamos problemas en respetar el derecho de SER y PENSAR de mi prójimo sin que nos molestara.

Éste es MI punto de vista personal y es verdad sólo en MI mente.
_________________________
(c) Axkan Mty

A MAYOR DESAPEGO, MENOR SUFRIMIENTO

Todos estamos de acuerdo que el desapego es necesario y que tiene mucho que ver con sufrimiento: A mayor desapego, menos sufrimiento; a mayor apego peor lo vamos a pasar. Pero ¿cómo funciona? ¿Cómo lo vivimos? y ¿Cómo lo integramos a nuestro día a día?

El desapego significa estar de vuelta. Cuando al principio, algo me llama mucho la atención, me atrae porque es nuevo, el interés y la manera en que vivo ese objeto o persona, puede confundirse con apego. Cuando ya lo tengo conocido y puede formar parte de mi saber, sentir y hacer, formará parte de mí, ya no lo voy a necesitar.

El desapego también significa tener una relación con esa persona o situación, sana y no dependiente.

Aquí quiero trazar la diferencia entre dependencia y necesidad. Una línea muy fina las separa, ya que mientras que yo necesite algo, parecerá que estoy dependiendo de eso. ¿Qué marca la diferencia? Yo diría que la diferencia estriba en el hecho de que cuando eso ha dejado de ser necesario no lo podemos dejar.

Esto es para mí lo que significa apego en su expresión más dañina. Dependemos del aire para vivir, eso nunca lo dejaremos. Pero si dependemos de un medicamento para poder seguir adelante, cuando ese medicamento ya ha hecho su labor y no lo podemos dejar, estamos apegados.

¿Necesidad o apego? En realidad para definir la diferencia y aplicarla en nuestra vida que es donde hace falta, tenemos que ser muy conscientes de lo que aparentemente son nuestros apegos y con autoconocimiento discernir si realmente necesitamos eso o si ya se ha vuelto una adicción.

Cuando hablamos de adicciones, no me refiero a drogas o alcohol, tabaco...

Me refiero a todo lo que sucede en nuestra vida y que no podemos deshacer. No que no queramos sino que no podemos aunque veamos que ya no nos va o que nos molesta o que es verdaderamente negativo para nosotros y nuestro desarrollo o el desarrollo de nuestro duelo.

¿Qué hace falta para poner freno a aquellos acontecimientos que ya no necesitamos?
Yo diría que el primer requisito es querer. Ya no queremos depender de eso. Ya no queremos sufrir. Ya no queremos que nos digan lo que tenemos que hacer... Entonces cuando lo tenemos muy claro, tendremos que comprender qué nos está impidiendo lograrlo. Para esto tenemos que ser muy sinceros ya que tal vez descubramos que realmente queremos algo que en un principio estábamos rechazando.



En el duelo estos términos de querer, depender, necesitar se desdibujan porque no tenemos la suficiente distancia para comprender lo que está pasando. Al principio nuestra pérdida nos está viviendo y somos como unas marionetas llevadas por nuestro sufrimiento.
Ya cuando el sufrimiento se ha transformado en dolor y empezamos a tener momentos menos malos, podemos con mucho tiento, comprobar cómo estamos viviendo el duelo. Y no me refiero a una investigación a fondo sino un acercamiento a nuestras emociones y pensamientos para conocer la diferencia entre yo quiero o la imposición de yo tengo que. En el duelo hay mucho de esto último.

Os he hablado de creencias muchas veces, pero siempre han sido creencias de la Vida después de aquí, creencias religiosas o... Pero existen otras creencias igual de importantes que nos pueden machacar hasta tal punto que no nos van a dejar vivirnos como queremos y necesitamos, sino cómo creemos que los demás o la sociedad o nuestras imposiciones desde costumbres aprendidas a lo largo de nuestra vida de lo que es bueno o malo, nos están dictando.

El duelo es un proceso muy personal y tiene que vivirse desde nuestro más profundo ser. No podemos ser llevados por nada más que lo que sentimos y captamos que somos y que necesitamos. Aquí entra en juego toda la gama completa de iras o impuestos de dolores añadidos. Estos ocurren cada vez que no nos estamos viviendo desde lo que somos sino que nos está llevando y zarandeando todo lo que tenemos alrededor de nosotros: Las exigencias de los demás, las prohibiciones de nuestras propias creencias a cerca de lo que podemos y no podemos hacer, los comentarios sin pensar que nos hacen daño, el vecino del quinto, el perro del vecino del quinto y podría seguir porque la lista es larga. Pero cada uno de vosotros tenéis que descubrir cuánto de vuestro duelo no es una expresión clara y precisa de lo que más necesitáis... llorar la pérdida, poder tener el tiempo y el espacio para hacerlo y así en el momento preciso y perfecto para cada uno superar y salir del sufrimiento que no os está dejando ser vosotros mismos. Y que no es nada más que la persona que vivía y compartía con su ser querido y que es en realidad lo que vais a tener que recuperar para ser una vez más compañeros en este gran viaje que se llama existencia. Vosotros aquí y ellos a un paso vibracional de este aquí que podemos ver y tocar. También están aquí y aunque el dolor del demasiado echar de menos nos pueda a veces, en nuestros momentos de desapego total de ese dolor sabemos que la verdad más grande y auténtica es que nuestro ser querido no se ha ido. Y en eso no hay apego posible porque los apegos nos encadenan y las verdades nos hacen libres.

El apego es dañino porque no nos deja vivir de verdad nos fuerza por caminos que no son los nuestros. El desapego es aquello que nos va a liberar de todo lo que ya no necesitamos, para encaminarnos a lo que realmente somos y que seguimos siendo día tras día con nuestro ser querido en nuestro corazón

LA SEPARACIÓN DE LA PERSONA AMADA




La separación de una persona amada, por más dolorosa que sea, muchas veces es el impulso que necesitas para liberar tu espíritu y volver a tomar conciencia de que necesitas crecer.

Es mucho más fácil culpar a tu pareja que agradecer la oportunidad que se te ha concedido. Pero pregúntate a ti mism@:


1.- ¿Qué tengo que aprender de esta experiencia? ¿Cuál es la lección de vida que debo absorver?


2.-¿Cuál es la deuda que le estoy devolviendo al Universo?


3.- Si esto me está sucediendo a mí, ¿en qué medida soy responsable de lo que estoy viviendo? ¿Cuál es mi rol en este drama?


Si no te resulta evidente de forma inmediaa cuál es tu lección, deduda o rol, entonces dite a ti mism@: "Quizá mi espíritu debe crecer un poco más y entonces comprenderé". Sé paciente contigo.


__________________________
______________________
Tomado del libro "Dios usa Lápiz Labial" de Karen Berg

¿POR QUÉ TE AMO TAN PROFUNDAMENTE?

La única manera de conocer y convertirse en Dios es vivir y abrazar la vida plenamente, experimentar todas las situaciones, sentir todas las emociones, realizar cada acto, sea sublime o miserable, para que tu alma posea la sabiduría de toda la vida dentro de sí.

Nunca sabes lo que sufre el rey hasta que eres un rey. Y el rey nunca conoce la humildad de su sirviente hasta que se convierte en un sirviente. Y la mujer piadosa no conoce la miseria de la concubina hasta que se convierte en ella. Y la concubina no conoce el juicio de la mujer casta hasta que lo es. Por eso, el camino hacia una vida virtuosa lo abarca todo. Incluye cada personaje, cada situación ilusoria creada dentro de la conciencia del hombre. Por eso, las entidades más nobles y más sabias han vivido cada situación creada por las aventuras de la humanidad. Ellos han sido la prostituta y el sacerdote, el gurú y el granjero, el asesino y la víctima, el conquistador y el conquistado, el padre y el hijo. Ves, sólo condenas en los demás lo que no puedes aceptar en ti mismo.

Porque lo que tú eres, también lo soy yo. Todo lo que eres en el espectro de tu ser, yo soy, pues yo soy el espectro desde el cual contemplas y creas tus ilusiones. El Yo Soy que yo soy, es amor que trasciende la expresión común aquí, ya que no tiene condiciones ni obligaciones. Yo te amo simplemente por lo que eres, porque quien tú eres, cualquiera que sea tu expresión, es el Padre que yo amo tan profundamente.

Ahora, deseo hablarte sobre lo que tú percibes como tus equívocos y fracasos.
Al crear el hombre la noción de lo bueno y lo malo, lo perfecto y lo imperfecto, también ha creado las trampas llamadas culpabilidad y remordimiento que han hecho siempre tan difícil progresar en la vida. Pero yo te digo: cualquier cosa que hayas hecho a través de la virtud de tus muchas vidas en este plano nunca ha sido mala, ni tampoco buena. Ha sido simplemente una experiencia de la vida que te ha ayudado a llegar a ser quien eres ahora, y eso es, en verdad, la cosa más preciosa y maravillosa. Porque tú eres en este ahora, lo más grandioso que has sido nunca desde que empezaste este camino extraordinario, ya que tu sabiduría es mayor de lo que nunca ha sido.
Todo lo que tú has hecho, yo también lo hice. Y cada uno de tus errores, yo cometí los mismos. Y todo aquello que has juzgado en ti por carecer de fuerza y virtud, yo también lo juzgué. Pero yo nunca habría conocido la fuerza de mi ser si no hubiera conocido mi debilidad. Nunca habría amado la vida si no la hubiera visto desprenderse de mí. Y nunca habría sido capaz de abrazaros a todos vosotros si no hubiera despreciado la crueldad del hombre.
Cualquier cosa que hayas hecho, por vil o miserable que haya sido, la hiciste simplemente con el fin de crear un aprendizaje para ti mismo. Y a lo largo de ese aprendizaje te has dañado, dolido, entristecido, y te has degradado a ti mismo y, sin embargo, te has elevado por encima de ello, porque aquí estás ahora, dispuesto a conocer y abrazar la belleza que tú eres.
Todo aquello en lo que sientas que has fallado o hecho algo malo, deseo que observes lo siguiente:
Desde el momento de tu nacimiento, tú y tus amados hermanos emprendisteis una gran aventura hacia el entendimiento emocional de todo el pensamiento; pensamiento a pensamiento. Tu alma fue creada para almacenar la emoción de cada pensamiento -cada dimensión de Dios- que aceptaste a través del Dios o espíritu de tu ser. Cada pensamiento que aceptaste y sentiste en tu alma, pero que aún tengas que entender completamente, tu alma te presionará a experimentarlo. ¿Para qué? Para obtener el entendimiento emocional completo de todos los aspectos de ese pensamiento, visto sólo a través de la virtud de la experiencia, que es la virtud llamada vida.
Has sido impulsado a lo largo de la eternidad a evolucionar y a extender la vida hasta la creatividad, y a experimentar cada manifestación de esa creatividad, desde el pensamiento hasta la luz, hasta la materia, hasta la forma y otra vez de vuelta hasta el pensamiento; desde el amor y la alegría, hasta la envidia, el odio y la tristeza, y de nuevo a la alegría. Tu alma te ha impulsado de experiencia en experiencia, de aventura en aventura, para poder realizarse a sí misma con el entendimiento completo de cada forma de pensamiento -cada actitud, cada emoción- para que así puedas conocer y entender la totalidad del pensamiento, que es la totalidad de Dios, la totalidad del Yo.
Tu alma anhela todo aquello que no ha experimentado. Cuando tu alma anhela una experiencia, ello significa que necesita información emocional sobre esa experiencia. Por eso, tu alma creará un sentimiento -llamado deseo- que cautiva la totalidad de tu ser y te impulsa hacia una aventura, una experiencia. Entonces, cuando la experiencia ha terminado y las emociones se calman, has obtenido, gracias a esa experiencia, un tesoro mucho más valioso que todo el oro de este plano, te ha hecho avanzar hasta la sabiduría; lo cual indica que tu alma dice que ya nunca más tendrás que experimentar eso otra vez, pues has adquirido todo el entendimiento de ello. Entonces, tu alma perseguirá otro anhelo, y serás impulsado a hacer otras cosas, porque lo necesitas, lo quieres, porque el fuego dentro de ti te impulsa a experimentar toda la vida.
Ahora, ¿piensas que alguna vez te aventuraste a experimentar algo sabiendo que te haría daño o que ibas a fracasar? No. Siempre te has embarcado en cada aventura con gran curiosidad, interés y placer. Y aunque al principio el resultado era un tanto incierto, la emprendiste simplemente porque nunca lo habías hecho antes. La experiencia era nueva y excitante y querías aprender de ella. Y aunque la aventura pudo causar dolor, eso te ayudó a comprender la emoción llamada «dolor», lo que aumentó tu entendimiento de la vida. Así pues, esa experiencia tuvo un propósito en tu vida. Luego te embarcaste en la siguiente aventura que tu alma te impulsó a experimentar, para vivir otra aventura en la emoción y el entendimiento. Y eso te proporcionó más felicidad y realización en tu alma.
Cada cosa que haces, en el preciso instante en que la estás realizando, sabes en tu alma que la experiencia es buena para ti. Es sólo después de haber experimentado la aventura, y que los sentimientos derivados de ella se han transformado en sabiduría, cuando averiguas que quizás lo hubieras podido hacer mejor o de otra forma. Pero nunca habrías sabido que había un mejor camino si no te hubieras embarcado primero en la experiencia y obtenido de ella la joya de la sabiduría. ¿Y debe alguien ser juzgado por eso? No, porque eso se llama inocencia, y también educación.
El fracaso es una realidad sólo para aquellos que creen en él. Pero nadie realmente fracasa en la vida. Jamás. A pesar de cada cosa que hayas hecho, ya sea miserable, despreciable o a escondidas -que realmente no lo es-, sigues vivo, y eso es algo milagroso. Fracasar significaría detenerse, sin embargo, nada puede parar, porque la vida es siempre continua; avanza a cada momento. Por eso, nunca puedes permanecer estancado o retroceder en la vida, ya que cada momento de la expansión continua de la vida siempre trae más y mayor entendimiento.
Tú nunca has fracasado. Siempre has aprendido. ¿Cómo podrías saber lo que es la felicidad si nunca has sido infeliz? ¿Cómo sabes cuál es tu meta sino una vez que la alcanzaste y te diste cuenta de que era de un color diferente del que habías imaginado?
Tú nunca has cometido ningún error. Jamás. Nunca has hecho nada malo. De qué te sientes culpable? Todas tus equivocaciones, tus fracasos y tus errores son lo que se llama, apropiadamente, «pasos hacia Dios», paso a paso. Y sólo has llegado a saber todo lo que ahora sabes a través de haber dado todos los pasos.
Nunca te sientas culpable de aprender. Nunca te sientas culpable de saber. Eso se llama iluminación. Debes entender que has hecho lo que necesitabas hacer; todo fue necesario. Y tomaste todas las decisiones acertadas, todas. Tú vivirás mañana y también el bendito día que le seguirá, y todos los siguientes. Y lo que descubrirás en esos días es que sabes más de lo que sabes hoy. Sin embargo, el día de hoy no es un error; te guiará hasta la eternidad.
Tú tienes la opción de crear tu sueño de cualquier manera que elijas. Pero como quiera que lo crees, para tu propio entendimiento emocional, estás añadiendo algo a la totalidad de la conciencia en todas partes; nunca le quitas, nunca puedes quitarle. Cada aventura que emprendes felizmente añade algo al fervor e intensidad de la vida. Cada pensamiento que abrazas, cada ilusión que experimentas, cada descubrimiento que haces, cada cosa vil y miserable que haces amplía tu entendimiento, que a su vez alimenta y amplía la consciencia de toda la humanidad y expande la mente de Dios.
Si piensas que has fracasado en la vida o hecho algo equivocado, disminuyes tu capacidad de percibir tu propia grandeza interna y externa, y tu importancia para la totalidad de la vida. Nunca desees suprimir nada de tu pasado -ni una sola cosa- porque la ficción de todas tus experiencias, sublimes o desgraciadas, ha producido dentro de tu alma las magníficas y hermosas perlas de la sabiduría. Esto quiere decir que ya nunca tienes que volver a soñar esos sueños, ni crear esos juegos, o experimentar esas experiencias, pues ya las has experimentado y sabes lo que se siente, tienes en tu alma su información; se llama sentimientos, el tesoro más auténtico de la vida.
Yo estoy aquí para decirte que se te ama incluso más allá de lo que entiendes que es el amor, pues siempre se te ha visto como un Dios que lucha por entenderse a sí mismo. Y de cada experiencia de todas tus vidas, has adquirido conocimiento, sabiduría; has dado algo al mundo, has añadido algo a la virtud de la vida que se despliega.
Tu vida ha sido un maravilloso espectáculo del fuego que vive dentro de ti. Debería ser contemplada con reverencia, santidad y divinidad. Porque sin importar lo que hagas, siempre eres Dios. Sin importar la máscara que lleves, eres Dios. No importa qué tipo de relación estés experimentando, sigues siendo Dios.




Tú eres merecedor de las aventuras de esta vida, de cada una de ellas. Y más aún, eres merecedor de las espléndidas aventuras que todavía te esperan. Pero nunca te convertirás en el Yo Soy ni entrarás por las puertas de la eternidad hasta que te des cuenta de que todo lo que has hecho, lo has hecho simplemente para adquirir la comprensión del Dios que eres, que se demuestra aquí y ahora por la virtud de todas tus experiencias sobre la plataforma llamada vida.

Así que tú, que llevas un abrumador bagaje de cargas sobre tus espaldas, si eso te hace feliz, que así sea. Pero si has aprendido todo lo que se puede aprender de ellas y estás cansado de ellas, deshazte de ellas. ¿Cómo? Amándolas, abrazándolas y permitiéndoles vivir en tu ser. Cuando hayas hecho eso, no te retendrán nunca más. Y a partir de ahí, la maravilla de la vida puede verse con ojos claros, el amor puede sentirse sin juzgarlo, y la alegría de ser se convierte en el poder del saber interior ilimitado.
Abraza tu vida. Sabe que eres divino y que la fuerza de tu ser está ahí gracias a todo lo que has hecho. Termina con la culpabilidad. Termina con la farsa de la pena por uno mismo. Deja de poner cargas sobre ti mismo. Deja de echarle la culpa a los demás. Toma las riendas. Te pertenece.
Ahora, ¿qué ocurre cuando has abrazado todo lo que has juzgado, amado todo lo que has despreciado, vivido todas tus ilusiones y perseguido todos tus sueños? Puedes mirar a otros que están experimentando estas mismas cosas para su aprendizaje, y puedes entenderlos y sentir compasión por ellos. Entonces, puedes amarlos como el Padre te ama y permitirles la virtud de las experiencias de sus propias vidas. Entonces te conviertes en lo que tú llamas un santo.
¿Cómo crees que llegas a ser un santo? Ciertamente no absteniéndote de la vida, ni escondiéndote en una cueva o un templo quemando incienso, o sentándote en lo alto de una montaña contemplando Dios sabe qué. Te conviertes en santo sólo viviendo la vida -que es el Padre- y experimentándola hasta sus límites, para que la virtud de la sabiduría culmine en una entidad capaz de abrazar la totalidad de la humanidad y amarla.
La única manera de conocer y convertirse en Dios es vivir y abrazar la vida plenamente, experimentar todas las situaciones, sentir todas las emociones, realizar cada acto, sea sublime o miserable, para que tu alma posea la sabiduría de toda la vida dentro de sí.
Nunca sabes lo que sufre el rey hasta que eres un rey. Y el rey nunca conoce la humildad de su sirviente hasta que se convierte en un sirviente. Y la mujer piadosa no conoce la miseria de la concubina hasta que se convierte en ella. Y la concubina no conoce el juicio de la mujer casta hasta que lo es.
Por eso, el camino hacia una vida virtuosa lo abarca todo. Incluye cada personaje, cada situación ilusoria creada dentro de la conciencia del hombre. Por eso, las entidades más nobles y más sabias han vivido cada situación creada por las aventuras de la humanidad. Ellos han sido la prostituta y el sacerdote, el gurú y el granjero, el asesino y la víctima, el conquistador y el conquistado, el padre y el hijo.
Ves, sólo condenas en los demás lo que no puedes aceptar en ti mismo. Si has vivido todas las situaciones y encontrado paz en ellas, entonces es fácil entender a otros y permitirles ser, sin juzgarlos, porque tú has sido ellos, y sabes que si los juzgas a ellos te estás juzgando a ti mismo. Entonces adquieres la virtud de la verdadera compasión, y las profundidades del amor existirán dentro de tu alma. Entonces serás, en verdad, un Cristo, porque entiendes, amas y perdonas a tus amados hermanos en sus limitaciones.
Amar al Padre en su totalidad, ser su totalidad, es amar todo lo que él es.
Y esos amados hermanos a tu alrededor son todo lo que él es. No importa cuál sea su aspecto, ellos son Dios en su realidad así como tú lo eres en la tuya. Y cuando hayas vivido toda su gloria, todas sus luchas, toda su tristeza y toda su alegría, entonces puedes abrazar a Dios visto en toda la gente. Entonces puedes amarlos. Eso no quiere decir que debas predicarles o socorrerlos. Simplemente déjalos ser y permíteles evolucionar de acuerdo con sus propias necesidades y designios. Hay aquellos cuyo destino es ser señores de la guerra, sacerdotes o gente en el mercado, porque eso es lo que necesitan y quieren hacer. ¿Quién eres tú para quitarles eso?
Cada uno en este mundo -ya sea un hambriento, un lisiado, un granjero o un rey- ha elegido su experiencia con el propósito de aprender de ella. Sólo cuando haya aprendido de ella y esté satisfecho con ella, pasará a otra experiencia, que le brindará una comprensión aún mayor de su Yo más profundo.
Cuando te conviertes en un maestro, puedes caminar entre el lodo y las tinieblas de la consciencia limitada y conservar tu totalidad, porque entiendes a las grandes masas y el por qué de su manera de ser, pues una vez tú fuiste así. Les permitirás la libertad de ser limitados y eso es amor verdadero porque sabes que esa es la única manera como pueden aprender a tener un entendimiento ilimitado y a amarse unos a otros, lo cual es, de hecho, amarse a sí mismos totalmente. Y cuando veas la cara de otro en la muchedumbre -sin importar su color, limpieza o apariencia- mirarás a la entidad y verás a Dios en él, porque si miras lo bastante cerca encontrarás a Dios en cada uno. Entonces amas como el Padre ama; ves lo que él ve, no sólo en ti, sino en todos los demás. Cuando puedes mirar a todos y ver la belleza que son, estás en el camino que asciende de este plano hasta un espacio más amplio donde existen muchas moradas. Pero las puertas están cerradas para aquél que no puede aceptarse plenamente a sí mismo y al Dios que vive en toda la vida a su alrededor.
Cuando sitúes a la gente en el lugar donde pertenecen, en su Dios-fuente, sabiendo que sin importar lo que hagan, están viviendo para el Dios dentro de sí mismos -así como tú vives para el Dios dentro de ti- entonces puedes aprender a amar a toda la gente. Cualquiera que sea su expresión, ahora puedes, por primera vez en tu existencia, amarlos verdaderamente, pues tu amor no está gobernado o restringido por el juicio. Y así es en verdad, como es un Cristo -el hombre que vive como Dios- dentro de su ser.
¿Cuál es tu camino en la vida? Seguir siempre tus sentimientos, escuchar a los sentimientos de tu alma y lanzarte a vivir las aventuras que tu alma te impulse a experimentar. Tu alma, si la escuchas, te dirá lo que necesitas experimentar. Si te sientes aburrido o no tienes deseo de hacer algo, ello significa que ya lo has experimentado, que has adquirido la sabiduría de esa aventura. Pero si quieres hacer algo, esa urgencia dentro de tu alma significa que debes vivir la experiencia y su virtud. Si te abstienes de ella, sólo estás posponiendo la experiencia hasta otro momento y otra existencia.
Vive la verdad de lo que sientas dentro y ama a quien está sintiéndolo. Entiende que el sentimiento debe ser expresado y satisfecho. Cuando quieras hacer algo, sin importar lo que sea, no es sabio ir en contra de ese sentimiento, pues hay una experiencia esperándote y una gran aventura que hará tu vida más dulce. Si escuchas a tus sentimientos, siempre estarás haciendo lo más apropiado para la evolución de tu hermoso ser hacia la sabiduría profunda. Es cuando vas en contra de tus sentimientos cuando sufres la enfermedad, la neurosis y la desesperación.
Sigue a tu corazón, a tus sueños, a tus deseos. Haz lo que tu alma te pida que hagas, no importa lo que sea, y hazlo hasta el final; entonces continuarás con otra aventura. Nunca serás juzgado a menos que aceptes los juicios de aquellos a tu alrededor. Y si aceptas su juicio, es únicamente tu voluntad hacer eso por la experiencia.
Llegará un momento, en esta vida o en las próximas, en el que habrás alcanzado ese punto donde ya no tienes el deseo de hacer esto o aquello, sino simplemente «ser». Nunca más maldecirás o juzgarás a la prostituta, al ladrón, al asesino o al país que está en guerra. Habrás vivido todas esas cosas y sabrás lo que se siente al serlas. Estarás tan completo con las experiencias de este plano, que ya no habrá nada que te arrastre otra vez aquí para experimentar. Entonces partirás hacia nuevas aventuras en planos superiores de existencia.
Cuando contemples lo que te acabo de decir, percibirás y entenderás un valor en ti mismo que es la demostración intencional del Dios poderoso, el fuego y la vida que tú eres. También entenderás que cualquier dirección que tomes en la vida, ese va a ser el camino hacia tu iluminación. Y por cada aventura a lo largo del camino, obtendrás una percepción mayor del misterio que eres. Llegarás a amar lo que eres, a acariciarlo y a pulirlo, hasta que la luz de tu ser pueda competir con la gran Luz del firmamento y la paz de tu ser pueda competir con la medianoche, cuando todo está tranquilo en la Tierra. Nunca más te negarás a ti mismo. Nunca alterarás lo que eres, ni juzgarás lo que eres. Permitirás aquello que has de ser.
Cuando amas lo que eres, puedes decir con gracia, dignidad y poder humilde: «Amo al Padre inmensamente, porque el Padre y yo somos uno. Y amo lo que soy inmensamente, porque el Yo Soy que yo soy es la esencia de todo lo que es». Entonces estás en armonía con el flujo de la vida. Eres un maestro que camina sobre este plano. Eres el Cristo resucitado, el Cristo que ha despertado. Eres una luz para el mundo. Sin embargo, no podrás convertirte en eso hasta que ames y abraces todo lo que has hecho y te des cuenta de que todo fue por el bien de tu vida, porque ello te ha transformado en la magnífica entidad que eres en este día.
Te he dado una gran enseñanza y lo he hecho de forma grandiosa, pues te libera del karma, del pecado, del juicio y el castigo. Porque el Padre es amor. Y el Padre carece de juicios, no es ni bueno ni malo, positivo o negativo. El Padre es simplemente el Ser que es. Y ese Ser abarca a toda la gente, todos los actos, todos los pensamientos y todas las emociones; todas las cosas. Si el Padre pudiera juzgarte, ciertamente se estaría juzgando a sí mismo, pues tú y él son uno mismo.
Así que el amor de Dios llamado vida, siempre te ha sido dado. A pesar de todas tus experiencias miserables, el sol aún sale y baila en los cielos. Las estaciones aún vienen y van. Las aves silvestres aún vuelan hacia el cielo del norte. Y el pájaro nocturno aún grita en la noche mientras tú cierras los postigos de tu habitación. Es en la continuidad de todas estas cosas donde, si miras, te darás cuenta del perdón y la eternidad que la vida siempre te ha concedido.
Deja esta audiencia con un corazón alegre y lleno de amor, porque tus cargas han dejado de serlo, tu redención es segura. Sabe que Dios te ama y siempre lo ha hecho. Sabe que no eres ni malvado ni bueno. Sabe que no eres ni perfecto ni imperfecto; que simplemente eres. Cuenta con el Padre en tu vida, porque él siempre ha estado ahí. Y cuando contemples el amor piensa en mi... y el viento surgirá de la nada.

Ramtha.

MI TESTIMONIO DEL PODER DEL DECRETO



Les quiero compartir un mi experiencia personal, si me lo permiten.

Así nació AxkanMty:

Comencé mi camino espiritual en agosto de 2009, alrededor del día 20, muy cerca de mi cumpleaños (nací un 16 de agosto). Por patrones aprendidos y adquiridos, me había convertido en una persona engreída, amargada, criticona y por demás odiosa.

Había pasado de trabajo en trabajo sintiéndome víctima todo el tiempo de mis jefes, de mis compañeros y hasta de la mosca que osaba posarse sobre mi comida. Veía con envidia que la gente a mi alrededor era feliz con lo que tenía y yo le llamaba conformista, en fin, una serie de nefasteces que después de llorar mucho una noche y preguntarme el "¿por qué?" me llegó la respuesta de sopetón en forma de pregunta "¿Cual es el factor común en todos los trabajos que has tenido?  obviamente mi primer respuesta fue "unos jefes nefastos" pero me quedé analizando esto y me tardé un poco en caer en la cuenta de que ese único factor en toda la nube gris que se movía a mi alrededor era ¡YO misma!

Y creo que jamás he hecho otra regresión como esa. Comencé a revivir los instantes de enojo, frustración y desesperación que había experimentado en el pasado. Reviví las discusiones con los entornos de trabajo donde me había movido. Visualicé mi interior en cada crítica y en cada mentada de madre que hice... colapsé.

Fue aquí donde tomé la decisión de quitarle las riendas de mi vida a todo el que me rodeaba. Me regañé y me di unas cuantas nalgadas por mal portada y decidí comenzar haciendo lo contrario a lo acostumbrado. Si contestaba grosera ante una agresión, me quedaría callada; si me ofendían, me defendería; si se me daban un cerrón al ir manejando, no les haría el clásico recordatorio maternal.

Comprendí que éste era el comienzo para el ya trillado “piensa antes de actuar” que siempre había querido poner en práctica y que (según yo) nunca daba resultado, pues era imposible.

Sólo un simple ¡YA BASTA! fue necesario para picar la parte más sensible del cimiento más importante de mi antiguo yo. Aquí comencé a agonizar y a morir a la vida absurda y vacía de mi misma en que había vivido por más de 30 años.
Por causalidades de la vida, me topé con una publicidad de PNL. "¿Qué es eso?", me dije. Y como siempre he sido curiosa y en ese momento tenía bastante tiempo libre, me puse a investigar. "PNL: La Programación NeuroLingüística constituye un modelo, formal y dinámico de cómo funciona la mente y la percepción humana, cómo procesa la información y la experiencia y las diversas implicaciones que esto tiene para el éxito personal"... ¡WOW! ¡YO QUIERO ESO!

Decidí que el 1º de Enero de 2010 comenzaría esa fundación de mi nueva vida. Cambié de carreta, la otra la destruí. Adquirí esta que es más sublime y más hermosa que la anterior y lo mejor de todo es que solo tiene una rienda: la que yo llevo. Este día nació AxkanMty. Primero con otro nombre, pero esa es otra historia… sigamos con el relato…

Una cosa llevó a otra, de la PNL pasé al curso que fue parte aguas: Monitor de Relajación y Desarrollo Personal, al terminarlo supe que necesitaba aprender más. Busqué cursos y clases y en la primera semana de Enero de 2010 entré a las clases de Metafísica y Teosofía en el Centro Metafísico Sirio La Paz, donde hasta el día de hoy asisto a recibir y dar clases y a dar terapias alternativas gratuitas casa primer domingo de mes, donde he encontrado a mi GRAN FAMILIA regia.

Aquí he encontrado maestros, guías, verdaderos AMIGOS, hermanitos. Todos ellos son mi hábitat natural.

Como desde ese día todo ha sido hermoso en mi vida y se me regalan puras maravillas, el 14 de abril de 2010 me topé con quien es hasta hoy mi maestrazo del positivismo y de la reprogramación: Salvador Núñez, mejor conocido como Chavo Nueva Tierra. Ese día que lo conocí, esto fue lo que escribí en mi libreta de avance espiritual:

“Hoy por causalidad me metí al Facebook de Fernando Malkún y encontré una foto de un chavo que se ve lo máximo, sus ojos irradian luz, paz y entusiasmo por lo que hace, y lo que él hace es cantar pop de conciencia. Este chavo es súper joven (somos de la misma edad jajaja) y en cambio, está bien avanzado en metafísica, llama la atención que un chavo tan joven (un polluelo, diría yo) grite a los 4 vientos que Saint Germain es lo máximo y que su primer contacto con la metafísica fue a través del Maestro Serapis Bey. Me inscribí a su grupo de FB y aparte me uní a su comunidad en otra página de red social. El se hace llamar Chavo. Él está lleno de alegría, positivismo y luz violeta. Espero encontrar en él un medio y un ambiente en cual sentirme como en casa, súper a gusto, siendo quien soy sin remordimientos, culpas o complejos”

Sobra comentar que esto último se materializó pocas semanas después, cada miércoles que entraba a su programa, me sentía como en familia, con gente igual a mí, con gente en el mismo canal… esto era exactamente lo que yo quería. Pero… ¿Cómo extenderlo a los demás? Yo quería que mucha gente sintiera eso mismo. Quería ser para otros lo que Salvador fue para mí. Quería servir de semillita en las nuevas conciencias.

Aquí me tope con otra gran familia, la virtual. Conocí gente hermosa como Betty, Octubre, Ramiro, Edmundo, etc. Luego creció y llegaron Elis, Alma, Lety, Paty, Mariel, y muchos más que son tesoros valiosísimos en mi vida.

He sido testigo del poder de un decreto escrito… éste es tan solo un ejemplo… ya vendrán muchos relatos más donde les platico mi avance.

En cuanto a mi vida material, ya desde mi anterior trabajo había tomado la decisión de fundar mi propio negocio… quería convertirme en Coach. Me alegré mucho al darme cuenta de que también me podía certificar internacionalmente como Coach en PNL y me lo fijé como meta. Hasta el día de HOY sigue siendo mi meta personal. Es un sueño ya hecho realidad en un tiempo que no puedo ver todavía, pero sé que ¡YA ES!

HACER CONCIENCIA DEL PODER INTERNO

TODO SER HUMANO, por el hecho de ser hijo de Dios, TIENE, en su corazón, la esencia del PODER CREADOR como regalo magnifico de su PADRE, el Dios Uno; PERO, al no saberlo ni hacer conciencia de ello, ESE PODER ESTÁ DORMIDO y no se hace uso de él sino de manera limitada, NO CONCIENTE.

POR EJEMPLO: las personas se crean sus enfermedades, sus desgracias, así como también lo feliz y afortunado en sus vidas.

EL PODER INTERNO DEL CORAZÓN está en la potencialidad de los Tres Rayos conjuntos que forman la Llama Triple y contienen Tres cualidades del Padre, dadas como un obsequio Divino: AMOR, SABIDURÍA Y VOLUNTAD.

COMBINADAS ENTRE SÍ, aunque sea inconscientemente, producen las realidades concretas y lo que se llama “EL DESTINO”, porque cada persona es un forjador de sí mismo en todo lo que le acontece.
CON IGUAL PODER, se crean los Egrègores o Creaciones Humanas.

NO SON ALGO QUE LLEGA EXTERNAMENTE DE LA NADA. El Poder está en las dos direcciones: para bien o para mal; por lo tanto, hay Egrègores positivos y negativos que causan alegría y los que producen perturbación; pero es preciso aclarar que el mismo poder utilizado para crearlos como hijos invisibles, se tiene igualmente para acabar con ellos, si esas Creaciones Humanas no son convenientes.

Apliquen ese poder y sean libres….

Centrado en mi corazón, en su latir.
DECRETO:
Yo soy la fe en mí mismo y en el gran poder que está en mi corazón.





El contenido de esta información ha sido extraído del Libro: VELO DE MAYA (Sobre los peligros del psiquismo y la brujería). AUTORA: ARACELI EGEA. Pág. (). Enseñanza RAY SOL. AUTÈNTICA y ÙNICA CONTINUIDAD de la OBRA de CONNY MÈNDEZ y del MAESTRO SAINT GERMAIN (RAY SOL). Para más información, visita la Pág. Web:http://www.raysol.org/ COMPARTIR 
Tomado de:  http://www.facebook.com/notes/alejandro-yo-soy-metaf%C3%ADsico/hacer-conciencia-del-poder-interno/10150200370769760

LOS CAMBIOS DE LA TIERRA NOS ESTÁN SALVANDO

No puedo dejar de dibujar una gran sonrisa al recibir correos como este. La misión más grande que tengo en esta encarnación es poner mi granito de arena para que la gente SIEMPRE vea el lado bueno y positivo de los acontecimientos. Y siempre es un gusto saber que existe mucha más gente vibrando al unísno conmigo, y como ustedes son parte de esa "mucha más gente" se los comparto para que también se les dibuje una sonrisa en el rostro.


Axkan




Los Cambios de la Tierra Nos Están Salvando

Con el Terremoto y Tsunami de Japón produciéndose tan pronto después del terremoto de Christchurch, mucha gente se ha apresurado a tomar esto como prueba de que la Madre Tierra no está contenta. Otra forma de verlo es, ella es un Ser Vivo, un Planeta Viviente que pasa por sus ciclos así como lo hacemos los humanos.
Ella ha estado aquí por miles de millones de años, mucho antes que apareciéramos nosotros, y estará aquí mucho después.

Es típico de los humanos ignorar los ciclos naturales, y especialmente es históricamente típico ignorar y deshonrar los ciclos femeninos. Oh sí, la Tierra no sólo es un Ser Vivo, ella es un Ser Femenino. ¿Alguna vez han oído que se la llame Padre Tierra? Me parece que no.

Como un Ser Femenino, la Madre Tierra pasa por ciclos muy específicos – algunos los vemos regularmente en nuestro verano, otoño, invierno y primavera.

Otros sólo los podemos ver cada 5.000 o 126.000 años, y qué suerte tenemos, ¡podemos estar aquí para ver una de esas Grandes Transiciones de Ciclo! Sí, estamos recibiendo el don de estar en la Madre Tierra mientras pasa de una etapa de transición a otra, cuando un ciclo termina y nace un nuevo mundo.

Como con cualquier cambio o nacimiento, esto no sucede sin... mmmm... ¡¡¡cambio!!!

Empieza... la fase de los Cambios de la Tierra. Y adivinen qué, al igual que en cualquier mujer, ¡esto viene con el trabajo de parto, y contracciones, y ruptura de las aguas!

No sé ustedes, ¡pero yo no creo que una mujer que esté en trabajo de parto vaya a apreciar que le digan que se “calme”!

No creo que una mujer parturienta vaya a apreciar que le digamos: “¿Podrías dejar de sacudirte y gritar? ¡Estoy tratando de dormir!” Porque adivinen qué, ¡esto no se trata de ustedes ni de mí!

Se trata de un planeta que está pasando por un increíble proceso de renacimiento, y por alguna sincronicidad sorprendente resulta que hay miles de millones de seres humanos en ella por primera vez, así que por defecto, ¡¡¡VAMOS A RENACER CON ELLA!!! Sí, la Humanidad se va a beneficiar de este maravilloso evento.

Además, si la Madre Tierra no estuviera pasando por estos cambios en este momento, no tendríamos un planeta dónde vivir por mucho más tiempo.

Hemos sido unos pésimos inquilinos y me sorprende que no nos haya desalojado hace mucho tiempo. Pero no lo hizo porque aunque sea difícil de creer, ella nos ama. Siguió cuidando de nosotros como lo hace cualquier madre, aunque nosotros la hayamos tratado tan brutalmente.

Estos Cambios de la Tierra le están permitiendo renacer, y revivirse a sí misma. ¡Y adivinen qué! Los mismos Cambios de la Tierra que temíamos fueran nuestro final, van a ser los mismos eventos que un día vamos a mirar atrás y darnos cuenta: esos Cambios nos SALVARON. Ellos salvaron la Tierra, nos salvaron de seguir destruyéndola, nos salvaron de destruirnos a nosotros mismos.

A medida que la Tierra se alinea con el Ecuador y el Centro Galáctico, se vuelve hacia un lado y el otro, accediendo a tanta Luz de alta vibración como le sea posible. ¿Va a desencadenar esto más terremotos, volcanes, tsunamis y ciclones? No hay una manera fácil de decir esto, pero sí.

Sin embargo, ella no está haciendo esto para hacernos daño ni para lastimarnos, es parte del proceso. La está reequilibrando y limpiando. Nos está proporcionando, en esencia, un nuevo planeta donde vivir (¡y espero que tratemos a la Tierra versión 5.0 mucho mejor que a las versiones anteriores!). No es su culpa que nosotros tengamos casas y edificios que se estén cayendo debido a toda la acción. ¡Dios! esto suena tan cruel en blanco y negro, pero no es ésa la intención. Es sólo un pedido para verlo desde otra perspectiva – la de la Madre Tierra, y la de nuestra supervivencia futura versus nuestras necesidades presentes y antiguas.

Por muy turbulentos y traumáticos que parezcan los eventos, al final vamos a terminar siendo una mejor humanidad. Pero no si nos pasamos todo el proceso de parto llorando por cómo nos afecta a NOSOTROS, llorando por lo que NOSOTROS estamos perdiendo.
Tenemos que calmarnos y dejar ir el viejo mundo. El viejo mundo se está yendo. ¿No hay electricidad? Bueno, adivinen qué, tenemos un gran SOL en el cielo que ha estado tratando de llamar nuestra atención desde hace años. Se llama Energía Solar libre. “Miren acá arriba, ¿hay alguien ahí? ¿alooó?” ¿No hay petróleo? Energía libre. ¿No hay dinero? Energía libre. ¿Necesitan algo? Vamos a recordar que la Madre Tierra realmente tiene todo lo que necesitamos, y vamos a recordar nuestra capacidad de crear todo lo que necesitamos en forma apropiada, sin hacerle daño.

Para todos aquellos que están llorando la pérdida de vidas, por favor sepan que como almas seguimos viviendo. Por favor, sepan que todas las almas que están partiendo ahora tenían un contrato para hacerlo así, y nos están ayudando a pasar por este proceso desde un plano superior.

Es muy difícil vivir físicamente sin un ser querido una vez que han partido, lo sé, no están allí para abrazarlos o para llamarlos o para compartir sus alegrías y luchas diarias. Pero ellos están con nosotros. Están viviendo en otra dimensión. Están velando por nosotros. Nos están ayudando. Pueden hablar con ellos. Y si cierran los ojos y lo permiten, pueden sentirlos y escucharlos, si no a través de las palabras, entonces con el corazón.

Estamos TODOS juntos en esto – quienes han partido, quienes todavía van a elegir partir, y aquellos de nosotros que elegimos quedarnos. Cuando mi mamá falleció nos dijo que no nos aferráramos a ella con nuestro dolor, “porque entonces no voy a conseguir mis alas y no voy a poder volar y hacer lo que tengo que hacer”. Así también, tenemos que honrar a quienes están eligiendo partir durante estos Cambios. Ellos tienen que conseguir sus alas y tienen que volar, porque tienen mucho que hacer para ayudarnos con esto. Honren sus vidas y su partida viéndolos libres, volando con sus alas, cumpliendo el próximo propósito de su alma.

9 de Marzo 2011 – 28 de Octubre 2011 marca la última onda del Calendario Maya. Piensen en la última onda de las contracciones de una mujer. Sí, va a ser turbulento, pero dentro de esa turbulencia habrá milagros, habrá alegría, habrá lágrimas, habrá belleza. Habrá los sonidos de una vida que desaparece, que ya no será, y los sonidos de una nueva vida que emerge, que aún no podemos siquiera imaginar.

Por Dana Mrkich

TEORÍA SOBRE LAS TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN


Seguramente te han estado llegando videos, fotografías, artículos y hasta mensajes de texto que hablan de una
"Élite" de personas que se encuentran el tope de todas las sociedades y que su único fin es controlarte, que insertan drogas en la comida, la cual te hace obedecer ciegamente sus designios sin que tú te des cuenta.

También puede ser que esta misma información te llegue pero en lugar de ser un grupo de seres humanos, es el mismísimo diablo que anda detrás de tu alma invitándote subliminalmente a caer en sus garras de placer, pecado y perdición. O peor aún, no son ni humanos ni el diablo, son extraterrestres que hace miles de años vinieron a la Tierra a "sembrar" un experimento, que el resultado somos nosotros y que muy pronto regresarán a evaluar su obra maestra, donde pueden destruirla o dominarla, según sea el caso.

También habrás sido bombardead@ en días pasados por videos, documentos, comerciales, panorámicos, programas de radio, de tv y miles de páginas de internet con mensajes de advertencia sobre el "inminente" fin del mundo, la segunda venida de Cristo, el comienzo del fin, calentamiento global, destrucción ambiental, ausencia de casquetes
polares y disminución de la capa de ozono, la crisis económica mundial, la Biblia, el Apocalipsis y los Mayas... Masones, Iluminattis, Vaticano y Obama.

Todo esto aunado al clima de inseguridad, violencia y negativismo que se vive diariamente en muchos países, que si en México los zetas ganan terreno, que si ya nombraron al sucesor de Osama, que si Gadafi no se rinde, que ya se alzaron en Marruecos y un largo etcétera... en fin, pura tragedia por todos lados... ¿verdad?

¿Quiénes son realmente nuestros controladores, amos y señores? ¿Qué pensamientos dominan mi mente? ¿Qué página de internet es la primera que abro? ¿Qué mensajes de correo leo primero y cuáles después? ¿Qué es lo primero que digo al despertarme?...

 Las preguntas para concientizarnos en qué lado de la balanza estamos pueden ser muchas, pero si no las analizamos a fondo, jamás entenderemos para qué vinimos al mundo.

En mi primer día de clases de metafísica, las primeras palabras del instructor, después de presentarse, fueron: ¿Para qué vinimos al mundo? Unos contestaron que a amar, otros que a aprender, otros más dijeron que a sufrir, otros que a servir; en fin, cada uno dio una respuesta diferente, pero nadie dijo la respuesta en la cual se basa la existencia: SER
FELIZ.

Nadie nos enseña a ser felices, es algo que tenemos que aprender por nosotros mismos. Si bien es cierto que mucho depende de nuestros padres y de sus actitudes hacia con nosotros, estoy segura de que ser feliz es una decisión más que una actitud o un don. Habrá personas a quienes se les facilite más ser felices que a otras, pero a fin de cuentas todo radica en tomar las riendas de nuestra propia vida y comenzar por SER auténticos.

¿Cuántos de nosotros vivimos vistiéndonos, hablando, estudiando, platicando y siendo en base a los demás? Si no me visto a la moda van a decir que soy un ridículo, si no hablo correctamente no me aceptarán en el grupo de amigas del club, si no soy rebelde y me visto de cuero, dirán que no soy un autentico rockero…

Entonces, vuelvo a la primera pregunta del 5º párrafo de esta nota: ¿Quiénes son realmente nuestros controladores amos y señores? NOSOTROS MISMOS!!! Durante 33 años de mi vida fui lo que los demás quisieron que fuera, deje de chuparme el dedo porque según mi abuela los hombres me iban a aventar en 3 patadas porque no les gusta que su novia se chupe el dedo, estudié una carrera “fácil” porque mi papá me dijo que primero estudiara lo que me diera para comer y después con mi propio dinero estudiara lo que yo quisiera, no podía decirle a mis abuelos paternos que debido a su maltrato no quería ir a verlos porque a mis abuelos no les debía hablar grosero, no podía traer las uñas largas ni mucho menos pintadas en el colegio de monjas al que asistí porque las niñas decentes no se pintan las uñas, solo las prostitutas. Tuve que aceptar un trabajo con un familiar, el cual no quería por evitar futuros conflictos, para que no fueran a decir que yo era una huevona de más de 30 años viviendo a costillas de sus padres.

Cuando tomé la decisión de fundar a Axkan, quise hacer algo que ayudara a cambiar vidas, pero tenía que comenzar conmigo, así que empecé por quitarle las riendas de mi carreta de vida a todos los que me rodeaban, después seguí con la firmeza de decir y hacer lo que yo realmente quería decir y hacer, sin mortificarme por el “qué dirán”. Luego exponer y defender mis propios puntos de vista y opiniones.

 Así comencé a experimentar un cambio interno bastante intenso, primero me di cuenta que la única causa de todos los conflictos a lo largo de mi vida tenían un solo factor en común: YO.  Yo era la responsable de estar enojada con la vida por no haber estudiado Arqueología, yo era la responsable de tener siempre problemas con las figuras de autoridad, en especial con los exjefes, yo era la única responsable de no tener amistades de la secundaria, yo era la única responsable de no haber formado una familia cuando me lo propusieron. Mi cambio interno continuó galopando y en mi mente fueron saliendo disparados tapones colocados a presión por tanto tiempo.

 Al darme cuenta de todo lo anterior, la lógica me decía que el siguiente paso era hundirme en una depresión severa de la que seguramente iba a ser difícil salir, me la pasaría lamiéndome las heridas tratando a toda costa de que no cicatrizaran para no olvidar la lección de YO tenía la culpa de todo. Pero curiosamente no era así, por el contrario, me sentía plenamente FELIZ. El dejar de responsabilizar al resto del mundo de las cosas que me pasaran y tomar esas riendas con la firme decisión de no volver a cometer los mismos errores me llevó a caer en la cuenta de que todo lo que yo había vivido y experimentado me habían llevado justo al punto donde ya podía considerarme una persona FELIZ. Ni mi abuela, ni mi padre, ni las monjas ni mis jefes hicieron algo ofensivo, simplemente fui yo la que lo tomó así. Comencé a revivir situaciones frustrantes y a especular sobre cómo hubieran sido si yo hubiera reaccionado del modo opuesto y se disparó otro tapón: EL HUBIERA NO EXISTE.

Mi verdadero YO debía comenzar a fabricar una nueva historia. La antigua YO debía ser suplantada por la YO verdadera y dejar a la vieja en un limbo del que solo tiene puerta de entrada, pero nunca de salida, a modo de una muerte piadosa.

  Comencé con actuar del modo opuesto al acostumbrado, si era fácil que yo me desesperara con un conductor lento delante de mí, ahora tenía que ir detrás de esa persona todo el trayecto; si me enojaba porque se me caía una cosa de las manos, ahora me sonreía con cada acontecimiento, en fin, la nube de negatividad que había anidado en mi cabeza por tanto tiempo, comenzó a desintegrarse y a dejar pasar unos rayos de luz bastante intensos y novedosos.

 Cada vez que vemos un video o programa, leemos un libro, artículo o texto o le damos importancia a cualquier información que trate sobre las teorías de conspiración, analiza bien el trasfondo de cada palabra.

Si existieran realmente personas tan inteligentes, poderosas, ricas y conocedoras de la psique humana, ¿existiría
Dios? Si tu respuesta es “sí”, ¿crees tú que Dios permitiría tal control si ni siquiera Él mismo se mete con nuestro libre albedrío?

¿Cuál es el fin de “controlar” a 7 mil millones de personas? ¿Generar dinero? Pues se supone que tienes el suficiente como para poder controlar tanta gente. ¿Poder? ¿Diversión? La finalidad que sea deja de ser coherente cuando se analiza primeramente que para controlar a todos y cada uno de los habitantes del planeta se llevaría muchísimo tiempo, pues a cada segundo nacen unas cuantas personas más que no estarían bajo tu control; y que una vida no te bastaría para ver realizado este “sueño”.

 Dejémonos ya de paranoias absurdas y enfoquémonos en acciones que tengan fines positivos. ¿Para qué sembrar más negatividad al mundo? ¿Qué ganamos con hundirnos en las noticias de narcotráfico, terroristas, guerra e injusticias? Con los descarriados e ignorantes que participan en ellas son suficientes.

 Si estás leyendo esta nota, es obvio que piensas diferente y que estas consciente de que nadie puede dominar tu voluntad ni tu mente si tu no lo permites. Ni siquiera Dios!!! ¿No te parece mejor dibujar una sonrisa en un rostro que dibujar angustia y miedo? El mundo se acabará cuando tenga que acabarse y alguien nos dominará solo si se lo permitimos. PIENSA POSITIVO SIEMPRE!!!

FELIZ HOY!